«Es mucho peor el miedo a sufrir que el sufrimiento en sí mismo» sostiene Irene Villa sobreviviente de un atentado ETA

Hace un par de años se llevó a cabo el congreso Despertar Emociones, el mismo congregó en el Trui Teatre a unas 800 personas quienes se aproximaron con el objetivo de hacerse partícipes de las historias de vida de Irene Villa, quien es conocida por haber sido víctima de ETA y además es escritora; en compañía del escritor y profesor que siempre puedes contratar, Borja Vilaseca, un excelente conferencista, además del psicólogo y psicoterapeuta Roberto Aguado.

Sus ponencias giraron en torno al tema del miedo. A través de anécdotas y experiencias vividas, los protagonistas llegaron a explicar los mecanismos que emplea el miedo y las técnicas que han sido desarrolladas en el transcurso del tiempo a fin de poder revertirlo y también transformarlo en energía positiva.

«Al final, nada de lo que uno teme ocurre. Uno se pasa más tiempo sufriendo por lo que va a pasar que luego sufriendo cuando cuando aquello que temías pasa. Es mucho peor el miedo a sufrir que el sufrimiento en sí mismo. Todo lo que he temido en mi vida no ha pasado.

Y, sin embargo, lo que jamás me podía imaginar ocurrió: aquel atentado y el accidente de esquí por culpa del que casi me quedó tetrapléjica por una lesión en el cuello. Mi mensaje es que hay que saber gestionar el miedo, abrazarlo y vencerlo para poder vivir en paz», de esta forma lo explicó sonriente Irene Villa.

A la escritora le llovió una cantidad enorme de preguntas en referencia a cómo gestionaba el miedo en su vida diaria, y Villa señaló que apuesta por «hacerlo sin más. Enfrentarme a ello. En mi caso, cantaba mientras esquiaba. Parece una tontería pero me funcionó».

«El auto lenguaje positivo, el empoderamiento psicológico y mental, el repetirse a uno mismo ‘sí puedes’ o ir riendo o cantando, resulta que así se afronta el miedo. Y así se supera», sostiene. «También es importante saber perdonarse a uno mismo porque, de esta manera, uno se libera y deja atrás muchas preocupaciones».

Villa pasó de ser una desconocida a ser la niña de todos los españoles luego de que a sus 12 años, sufrió un grave atentado de ETA el 17 de octubre de 1991. Tal situación se desarrolló a consecuencia de la explosión de una bomba que se encontraba adosada al vehículo en el que viajaba con su madre, quien perdió las dos piernas y tres dedos de una mano, aunque su valentía y sus ganas de superación en medio de la adversidad llegaron a convertirla en un auténtico ejemplo de coraje.

En la actualidad, Irene Villa es Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, pero además ha cursado estudios de Psicología y Humanidades.​ En 2004 escribió un libro, «Saber que se puede», en el mismo plasmó su experiencia y también sus reflexiones. Villa es columnista de prensa y colabora en diferentes emisoras de radio.

Es comentarista del programa La Linterna de la Cadena COPE, que es dirigida y presentada por Juan Pablo Colmenarejo. Para el año 2012 ganó la Antena de Oro debido a su trabajo en la cadena de televisión 13tv. Se ha llegado a manifestar en diversas oportunidades en contra de cualquier negociación con ETA y del proceso que se abrió años atrás por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.