La literatura como inspiración para el diseño de joyas

Con tan variadas posibilidades en el ambiente, no es de extrañar que las joyas llegue a ser más que simples collares, zarcillos o pulseras para convertirse en algo más que un adorno, que sean algo invaluable, como por ejemplo la salud o quizás un buen libro, valiosa como las joyas de la conocida marca Tous, de Alba Tous.

Cuando se trata por ejemplo de la poesía, la prosa y otras manifestaciones literarias estas han pasado a ser grandes fabricas de joyas, que a su vez han servido de gran inspiración para desarrollar hermosas piezas. Reconocidas casas joyeras han utilizado el ingenio de William Shakespeare, F. Scott Fitzgerald o Charles Dickens; entre ellas Tiffany & Co, Van Cleef & Arpels, Bulgari y muchos las cuales alcanzaron su inspiración para dar vida a alguna de sus ya conocidas campañas. A través de las siguientes líneas podremos conocer una parte de este trabajo.

El mundo literario siempre ha contado como una herramienta de inspiración para casas que diseñan y elaboran joyas. Bulgari se conformó como un importante y famoso joyero, del que se conoce su emporio surgió en Roma, dentro de un pequeño aunque acogedor local que se encontraba en la Via Condotti. LLegado el año 1905 Sotirio Boulgaris junto a sus hijos Giorgio y Constantino, desarrollaron su negocio el cual contaba con un nombre realmente particular, ya que se llamaba “Old Curiosity Shop”, el cual era el título de una de las obras de Charles Dickens que traducida al español, quiere decir, «La tienda de antigüedades».

En el caso de Van Cleef & Arpels, este se inclinó por ensartar las glorias del francés, Julio Verne pues en el idioma natal de este fue que nació su gran casa Matriz. Para el año 2010, la colección “Les voyages extraordinaires”, nos mostró una línea cuya inspiración recayó en en los relatos del gran Julio Verne, en la que todas sus piezas reflejaron cuatro de sus novelas, “Cinco semanas en globo”, “Veinte mil leguas de viaje submarino”, “De la Tierra a la Luna” y “Viaje al centro de la tierra”, siendo una colección llamativa visualmente, siendo un verdadero éxito.

Esta colección se presentó en la “Bienal de los Anticuarios” llevada a cabo en París, y la idea primordial fue darle un profundo toque artístico, por lo que también se presentó el famoso artista argentino Alfredo Arias, quien plasmó de forma magistral la mágica atmósfera desarrollada por Verne. Ya en 2011 se desarrolló una colección inspirada en los trajes de los personaje presentados en los libros, cuya colección fue denominada “Bailes de Leyenda”. Se contó con una de las más hermosas piezas inspiradas en el “Baile Proust”.

Tiffany & Co y Georg Friedrich Kunz, se sumaron este tipo de tendencias, tras lo cual tuvieron el honor de bautizar a la Kunzita, esta es una de la variedad de espodumena, la cual fue descubierta en el año 1902. Con el uso de esta pieza se comenzaron a abrir las puertas en el uso de otras piedras y materiales al mundo joyero.