Los escándalos han estado presentes desde el siglo XIX

La literatura nos ha presentado no solo historias y cuentos, sino que nos muestra aquellas historias reales o escandalosas para su época, pero que en la actualidad se pueden ver con más normalidad. En la actualidad  se suele ver la lucha por los derechos igualitarios, vemos cómo los hombres y mujeres tienen más libertad en cuanto a su sexualidad, pudiendo asistir a lugares específicos en busca de un poco de pasión, y si a esto le sumamos la llegada del internet, todo es más sencillo, solo se debe ingresar a eulaliaroig.com.

Muchas veces cuando leemos estas historias en los periódicos o en sitios históricos, pensamos que han sucedido en ese momento, cuando la verdad es que nos llevan siglos de ventaja. Hoy en día las relaciones de pareja, la igualdad de derechos, las relaciones diplomáticas, inclusive las relaciones de traición y pasión que tuvieron muchas repercusiones a nivel social, se vieron marcadas por hechos en siglos anteriores, que se plasmaron y nos han servido como guía en el desarrollo como sociedad.

Algunas obras nos transportan a otro mundo, donde nos replanteamos nuestra vida, pensamientos e incluso nuestras ideas, estas nos golpean de forma sorpresiva y sin avisar nuestras concepciones, sin importar la circunstancia en la que nos encontremos. Sin mencionar la veracidad de una historia, esta no es determinante a la hora de causar un impacto, por lo que muchas de las obras basadas en hechos reales nos dejan ese sabor especial, que combina lo amargo y lo dulce del que no podemos escapar aunque lo intentemos. Muchos de los hechos presentados en los libros, narran todo lo ocurrido y que han estremecido a las personas de forma real, llegando a cambiar su vida.

Cuando leemos, es como si formaramos parte de una historia, viviendo emocionalmente cada uno de los sentimientos expresados en el libro, pudiendo resultar doloroso o dramático. Por ejemplo, El Diario de Anne Frank es una de las novelas más populares a nivel mundial y por una buena razón, con el paso de las páginas narradas luego de su arresto, nos vemos frente a frente con su realidad, la mezcla de emociones y preocupaciones que tiene una adolescente encerrada en un horror político sin comparación siendo víctima del Holocausto. Todos sentimos lo que vivieron muchas de las personas, demostrando el gran poder de las obras autobiográficas que te dan un vistazo en primera persona de sus experiencias.

Además de este tipo de obras, muchos autores han plasmado su pasión y fascinación por historias no ficticias, llegando al punto macabro como podría ser el asesinato de Kansas o el de Florencia, llevando a los autores a investigar, vivir y sentir la última emoción que están por mostrar. También se puede mencionar el Viaje al fin de la noche, una obra francesa que tiene un estilo meramente basado en “argot”, donde nos presentan la experiencia de Ferdinand Bardamu en la Primera Guerra Mundial. Aquí podemos ver una denuncia constante de la cobardía, absurdidad y locura del personaje, teniendo un impacto considerable en los lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *