Quizás siempre nos cuestionemos la importancia de leer

Si no sentamos a pensar las cosas que se comportan como relevantes en nuestras vidas, quizás podamos hacer un larga lista, y la lectura de seguro se encontrará en ella, más allá de donde aprendimos a apreciarla, si cursando los primeros grados, cuando estábamos en las colonias escolares como las de El collell, o ya entrados en la universidad. 

Desde que aún no hemos ido a la escuela, en la casa generalmente nos alientan a apreciar la lectura, luego nuestros profesores nos incitan a realizar de manera constante la lectura, más allá de que a un gran número de niños ello es una actividad que les resulta aburrida. 

¿Y, por qué es importante la lectura? 

En primer lugar, y quizás una de los más importantes beneficios de la lectura es que ejercita nuestro cerebro. Cuando se lee un libro este es capaz de aportar gran cantidad de beneficios. De esta manera, desarrollar el gusto por la lectura hace posible la configuración y modificación de nuestro cerebro, y junto a ello, de los patrones de nuestro pensamiento. 

La lectura también nos hace desarrollar nuestro pensamiento, cosa que va de la mano con la personalidad. Y es que gracias a las lecturas que se hacen es cuando podemos desarrollar nuestras propias ideas y convicciones, para que de esta manera se amplíe nuestro punto de vista. Conjuntamente podemos desarrollar el pensamiento crítico y la opinión, herramientas que resultan de suma importancia para la conformación de la personalidad,  pues ello es lo que nos define.

Practicar la lectura, puede hacer que entendamos de mejor manera nuestra sociedad y también comprendamos otras culturas ya que ella se encarga de plasmar la historia de cada una de las culturas. Y ello por medio de las Novelas, la poesía, el teatro, los ensayos, los cuentos. Pero lo mejor de todo, es que no discrimina ya que incluye todos los géneros. De manera que dar una hojeada a los clásicos nos brinda la posibilidad de conocer nuestro pasado para entender de mejor manera el presente. 

La información puede ser interpretada de mejor manera 

Si el hábito de la lectura se encuentra implantado en nosotros desde nuestros primeros años, resulta más sencillo analizar toda la información cuando estudiamos, y de la misma manera entenderla y aprenderla. Una evidencia de ello es, que los niños que acostumbrar a leer, poseen mejores resultados académicos.

El hábito de la lectura posibilita el desarrollo de la inteligencia creativa debido a que nos hace transitar por otros mundos, sentirnos en otros tiempos, a diversos universos imaginarios. También nos proporciona relajación al desconectarnos del entorno que a diario vivimos. Ello sin mencionar que nos permite desarrollar la capacidad imaginativa ayudándonos a ser más creativos. Actitud que en nuestros tiempos se valora en gran manera. 

La lectura nos permite ser empáticos al poder conectarnos con los sentimientos y los pensamientos de las personas de otros tiempos permitiéndonos descubrir en más de una ocasión, que son los mismos con los que contamos hoy en día.